Home / Experiencias

Experiencias

“Silvia le ha cambiado la vida a mi hijo y es algo de lo que siempre estaremos agradecidos. Vivíamos continuamente pendiente del mal estar de mi hijo, sus miedos y comportamientos, mi pareja y yo discutíamos continuamente hasta que decidimos buscar una tercera opinión que nos ayudara. Ahí llego Silvia y nos dio la esperanza que necesitábamos. Para nosotros ha sido alguien muy especial y mi hijo la quiere muchísimo. El siempre esta deseando de ir a verla, le lleva su dibujo y vuelve nuevo. Muchas gracias por tu dedicación a Miguel, y por tratarnos con tanto cariño, te lo vamos agradecer eternamente”.

MERCEDES

“Llevé a mi hija de 7 años por problemas de acoso escolar y por presentar una actitud negativa hacia todos, sobre todo hacia lo relacionado con el colegio. Incluso se le olvidó contenidos matemáticos básicos como el sumar y restar. Estaba en un constante bloqueo mental. No se relacionaba con nadie y continuamente lloraba. Al darme cuenta de que yo era incapaz de ayudar a mi hija, contacté con Silvia. Le estoy muy agradecida porque desde el primer momento supo conectar con ella y fue la que descubrió todo lo que ocurría ( ya que a nosotros no nos contaba nada). Además de ayudarla a ella, me ayudó a sobrellevar esta situación y me enseñó los pasos necesarios para ayudarla. Poco a poco y con mucho trabajo por parte de todos mi hija ha vuelto a sentirse bien consigo misma y sabe como enfrentarse a determinadas situaciones y a gestionar determinadas conductas que anteriormente le hacían mucho daño. Empieza a contarnos sus sentimientos. Le ha enseñado métodos para canalizar sus emociones.

“Lo que más me gusta de Silvia es la comunicación constante que existe entre nosotras. Siempre que la he necesitado, ha respondido, a cualquier hora. Es una gran profesional a la que ante todo le importan las personas. Mi hija la adora y para ella Silvia es el chute de energía que necesita para sobrellevar el colegio y las relaciones con los demás. El sistema que está utilizando con ella lo veo muy apropiado. Primero yo le cuento cómo le ha ido a mi hija durante los días que no la ha visto, los problemas, como se ha enfrentado a ellos, etc. Ella trabaja con mi hija, y luego me cuenta sus impresiones y los siguientes pasos que debemos seguir hasta la próxima consulta. Me imagino que cada caso es distinto, pero éste a mi hija le funciona. Y otra cosa que me gustaría mencionar es que para ella el tiempo no existe y esto hoy en día no suele pasar. Si tiene que estar una hora y media o dos, lo está. Sólo tengo palabras de agradecimiento ya que ha pasado de los llantos, dolores de cabeza continuos y enfados, a estar en un estado mas tranquilo cuando va al colegio, empezando ya incluso a disfrutar un poco. Es la mejor inversión que estoy realizando, ya que mi hija está volviendo a ser la que era, una niña alegre, feliz, jovial, dulce”.

MARÍA ÁNGELES

“Pues que decir de Silvia… pues que es una gran profesional, una persona encantadora y muy humana. Transmite mucha cercanía y siempre está dispuesta a ayudarte. Durante el tiempo de terapia que llevo con ella me he sentido en todo momento muy agusto y me siento muy bien yendo a terapia, la verdad. Me alegro que sea mi terapeuta. Le deseo grandes éxitos profesionales porque sé que llegará muy lejos”


.

MARÍA JOSÉ

“Nosotros fuimos a terapia por que nos hablaron de Silvia, nos costo mucho trabajo empezar, la llamé en varias ocasiones y cancelé la cita, ella siempre me atendía en las llamadas con tanto cariño que cada vez tenia un poquito más de confianza. Al final nos decidimos a ir y todo empezó a ir a mejor, fue difícil pero cada día estamos mas contentos de que ella forme parte de nuestra vida en este momento. De una forma u de otra nos ha unido, ya no hablábamos, solo peleábamos o como dice Silvia siempre, para sacar la canica, nos tirábamos el saco .  Llevamos 7 meses y hemos pasado de querer divorciarnos a estar cada vez más unidos, seguimos trabajando pero cuando una ve resultados, lo hace contenta  y feliz. Su tacto con los dos, su humildad y empatía nos ha ayudado a querer seguir adelante”.

SONIA Y ANDRÉS

“Divertido, pensamos, jugamos, conocemos amigos” son palabras de Máximo con respecto al Taller de Inteligencia Emocional. Yo creo que es la oportunidad de explorar sus sentimientos mediante los proyectos que trae del taller y poder ver más allá sobre lo que opinan sobre los amigos, la familia, el cole sin que suponga un interrogatorio, y Silvia es un encanto y buena profesional, ¡eso lo pensamos los dos! Besos”.

ROCÍO, MAMÁ DE MÁXIMO

“Mi hijo de 6 años lleva asistiendo desde hace dos años al taller de emociones. Mediante juegos , dibujos y el trato con otros peques, expresan sus temores, preocupaciones y alegrías. Todo guiado por “la seño” Silvia, como ellos la llaman. Él está encantado y nosotros también,  hemos notado un cambio positivo. Gracias”.

EVELYN

“Contacté con Silvia para que me ayudase en un momento crítico de mi vida. Empecé con el tema personal pero al final me di cuenta que era mi vida profesional lo que afectaba mucho a mi vida privada, por lo que empezó a trabajar conmigo y mis empleados. Nos hizo encontrarnos con nuestros valores y con estrategias que tanto yo como mis empleados, agradecemos enormemente. Nos enseño que en una empresa no podemos ser “enemigos” si no aliados, en equipo. Millones de gracias Silvia, por tu paciencia conmigo y mi equipo y por tus detalles de no poner pegas en nuestra apretada agenda, siempre atenta y flexible”.

ALFREDO

“Hubo un momento de mi vida en que mis ganas de vivir eran pésimas. No sabía quien era, que quería , que necesitaba, que esperaba de la vida. Recuerdo que Silvia me hizo una pregunta en una de nuestras primeras sesiones, ella me dijo “ imagínate que tengo una varita mágica y podemos cumplir un deseo ¿cuál sería?” en ese momento me di cuenta de que ni yo sabía que necesitaba, le respondí a las semanas por que no era capaz de darle una respuesta, y desde ahí empezamos a trabajar. Siempre le digo que es mi genio de Aladín, mi deseo se cumplió. Disfruto de cada día aunque aun tengo mis momentos, pero ahora es diferente. Disfruto de mi vida , de mis amigos y de mi presente, que en un momento se me olvido”.

ANA